Síntomas de un Tumor en la Cabeza

El cuerpo humano es un mecanismo perfecto, compuesto por un conjunto de órganos y compleja armonía de sistemas que trabajan en conjunto para su funcionamiento. Es capaz de funcionar en las peores situaciones y adaptarse a múltiples cambios. Sin embargo, puede presentar fallas, como cualquier complejo orgánico. En ocasiones, debido a una relación de factores desconocida, por mucho cuidado de salud que se le ofrezca, el cuerpo humano puede realizar cambios a nivel celular, que podrían llegar a ser incontrolables y hasta imprevisibles, estos cambios son conocidos como mutaciones genéticas, y están ligadas a una gran gama de enfermedades, una de ellas, son la generación de tumores.

Sintomas-de-un-tumor-en-la-cabeza-neurocirujanos-en-mexico-Neuro-AE-v001-compressor

Existen diversos tipos de tumores, y en el análisis inicial, se debe determinar si es maligno o benigno; esto está en relación a la capacidad de invasión e infiltración de otros tejidos y a la posibilidad de generar siembras a distancia, las conocidas metástasis tumorales. La malignidad de un tumor refleja entonces la invasión al organismo por crecimiento incontrolado y la imposibilidad de eliminar en su totalidad por los métodos medico-quirúrgicos actuales. Uno de los tumores más peligrosos que pueden sufrir las personas es el tumor en la cabeza, esto es por que desafortunadamente un gran proporción de los tumores cerebrales son malignos. Esto se suma al hecho de que este tipo de tumores se alojan en quizás el órgano más importante de nuestro cuerpo, y una lesión de éste, puede resultar en secuelas permanentes, por lo que la cirugía neurológica es especialmente delicada.

¿Qué es un Tumor Cerebral?

Un tumor en la cabeza es una formación de tejido anormal que se localzado en el cerebro. Se origina por el crecimiento anormal de células cerebrales. Como se mencionó anteriormente, uno de los análisis principales es determinar si el tumor es benigno o maligno. Los tumores benignos suelen ser de crecimiento lento y no se expanden a otros órganos, como los malignos. Usualmente, no representan una amenaza para la vida, sin embargo, si no se atienden de forma oportuna o se manejan de forma inadecuada pueden resultar en secuelas neurológicas irreversibles, como pueden ser problemas de habla e o déficit motor. Si se logra una resección completa de este tipo de tumores, existe un muy bajo riesgo de que vuelven a crecer, es decir, se pueden curar.

Por otro lado, los tumores malignos suelen ser invasivos, agresivos y de crecimiento rápido. Se componen de células cancerígenas que destruyen el tejido sano. Si no se recibe la atención médica necesaria, el tumor puede contaminar el tejido de otras partes del cuerpo y expandirse. Los tumores malignos, dependiendo de su ubicación, pueden ser extirpados, y frecuentemente es necesario tratamiento complementario con quimioterapia y radioterapia para reducir el riesgo de que vuelvan a crecer.

Tipos de Tumores en la Cabeza

Los tumores cerebrales pueden dividirse en diferentes tipos,dependiendo del sitio y tejido celular en el que se desarrollen. Entre ellos se encuentran:

  • Gliomas: Estos tumores pueden aparecer en el cerebro o en la médula espinal.
  • Craneofaringiomas: Son otro tipo, suelen comenzar en los alrededores de las hipófisis del cerebro. Y dentro de la hipófisis del cerebro se desarrollan tumores llamados adenomas hipofisarios.
  • Meningioma: Éste es otro tipo de tumor cerebral que se desarrolla en las meninges o en la membrana que recubre el cerebro.

Sintomas-de-un-tumor-en-la-cabeza-neurocirujanos-en-mexico-Neuro-AE-v002-compressor

Diagnóstico de un Tumor en la Cabeza

El tipo de tumor será definido por una serie de exámenes realizados por el médico tratante. La sospecha inicial siempre aparecerá por la sintomatología que el paciente esté presentando. En base a esto, se realizarán una serie de preguntas para guiar al neurocirujano en cuanto a la localización de la probable. Luego de una serie de preguntas, el médico realizará un conjunto de exámenes para determinar si existe un tumor en el cuerpo. Dentro de estos exámenes se incluyen: pruebas neurológicas para determinar cómo se encuentra el estado de la visión, el oído, el equilibrio. Gracias a esto, el médico determinará en qué área del cerebro puede encontrarse el tumor.

Posterior al examen médico, se determinará la necesidad de estudios de imagen, y en el área neurológica el uso de la resonancia magnética, para observar el tejido cerebral, y el uso de una tomografía computarizada, para el tejido óseo, son particularmente los estudios más solicitados. Cuando se ha confirmado la presencia y localización del tumor, entonces se determinar la posibilidad de realizar un procedimiento quirúrgico, con el objetivo de resecar la lesión en su totalidad o tomar una muestra de tejido o biopsia. La biopsia consiste en tomar una muestra del tejido del tumor en la cabeza para con ello confirmar si es benigno o maligno. Además, esta muestra también ayuda a determinar el tratamiento correspondiente.

Tratamientos para un Tumor en la Cabeza

Una vez que se haya determinado el tipo de tumor en la cabeza que padece el paciente, se procede a decidir el tratamiento. Si es un tumor benigno, se observa su avance y si está afectando la actividad motora del paciente. El tumor puede ser retirado mediante una intervención quirúrgica o se puede dejar intacto, mientras no afecte la integridad del paciente. En caso de determinarse como un tumor maligno, deberá buscarse el tratamiento más efectivo para frenar el crecimiento e invasión del tumor. El médico puede optar, dependiendo del paciente y del tumor, por una serie de tratamientos o intervenciones quirúrgicas o médicas.

  • Cirugía de Tumor Cerebral: Dependiendo de la ubicación del tumor, y si es posible acceder a él, el médico puede optar por una intervención quirúrgica y extraer la mayor cantidad posible de tumor. Esta opción es arriesgada para el paciente, ya que si el tumor no puede ser extraído completamente porque se encuentra muy arraigado o en una zona delicada del cerebro, las células cancerígenas pueden reproducirse de nuevo y con más potencia. El médico siempre tendrá en cuenta estos aspectos y optará por la cirugía cuando sea seguro para el paciente.
  • Quimioterapia: La quimioterapia es una serie de medicamentos que se consumen para eliminar las células cancerígenas. Este tratamiento puede ser muy agresivo para el paciente, ya que la medicación, si no es bien controlada, puede matar tanto las células cancerígenas como las células sanas del organismo.

Sintomas-de-un-tumor-en-la-cabeza-neurocirujanos-en-mexico-Neuro-AE-v003-compressor

Categorías de los Tumores en la Cabeza

Dependiendo del origen del tumor, se considera primario o secundario. El médico determinará, mediante una serie de exámenes, con cuál se está tratando.

  • Tumores Primarios: Los tumores primarios son aquellos que se originan de células propias del cerebro. Dependiendo de si es benigno o maligno, se puede expandir a otros órganos o crecer muy lento en el cerebro. No se conocen los motivos precisos de su generación y desarrollo. Muchos científicos afirman que todos poseemos células cancerosas en el cuerpo, pero estas se encuentran “dormidas”. Cuando se hace un cambio en la rutina, en la alimentación o existe una afección de salud, estas células pueden “despertar” y desarrollarse. Sin embargo, esta teoría sigue en investigación.
  • Tumores Secundarios: Los tumores secundarios son aquellos que de una siembre de células procedentes de un tumor ubicado en otra parte del cuerpo fuera del cerebro. A esto se le conoce como metástasis cerebral. Un ejemplo es cuando se desarrolla un cáncer en el pulmón y llega a expandirse hasta el cerebro.
    Usualmente, el medio de transporte de las células cancerosas, es el sistema sanguíneo. Cuando los tumores son secundarios, indican un crecimiento muy avanzado del tumor de origen. Los tumores que más frecuentemente generan metástasis cerebrales, son los tumores de pulmón, riñón y mama.

¿Cuáles son las causas de un Tumor en la Cabeza?

Como se mencionó antes, no se ha determinado un motivo exacto que defina por qué una persona puede sufrir de un tumor en la cabeza. Lo que se sabe, es que el tumor es formado por la alteración del ADN de las células del cuerpo, en este caso, del cerebro. Estas sufren un cambio, y en vez de morir, empiezan una rápida multiplicación que consume y daña las células contiguas.
El tejido de células cancerígenas va creciendo hasta consumir todo el tejido sano. Cuando un órgano es contaminado por completo, se considera inutilizable. El órgano comienza a fallar hasta finalmente morir. Aún no se ha determinado qué ocasiona este cambio en las células. Sin embargo, se han determinado una serie de factores de riesgo que se enumeran a continuación.
Radiación

La exposición a grandes cantidades de radiación puede ocasionar la mutación de las células. Esta alteración en el ADN es la causante de la aparición del tumor en la cabeza. Existe la exposición a radiación por motivos médicos, que es controlado para evitar cualquier daño en el paciente. Incluso se ha determinado la participación de radiación solar, por lo que entre las últimas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, es el uso continuo de bloqueadores solares, aún en la ciudad, para disminuir este riesgo.
Herencia familiar

En ocasiones, el factor genético que altera el ADN de las células puede ser heredado. Esto significa que hijos, nietos o bisnietos pueden tener tendencia a sufrir de tumores. Aunque es muy raro que se presenten casos de parientes con el mismo tumor cerebral, puede presentarse la situación. La mayoría de los casos que se han presentado de parientes con tumores indican la posesión del factor que altera el ADN de las células, mas no especifica un tumor cerebral. Es decir, que los parientes podrán sufrir de tumores ubicados en diferentes partes del cuerpo y que, además, todos serán cancerígenos. Un ejemplo más claro es el caso del abuelo que puede padecer un tumor en el pulmón, el hijo puede sufrir de cáncer de próstata y el nieto puede padecer un tumor en la cabeza. El factor genético se encuentra en la formación del tumor, mas no en su posible ubicación en el cuerpo.

Neuralgia del Trigemino Neuro AE Neurocirujanos en Mexico

¿Cuáles son los síntomas de un tumor en la cabeza?

Los síntomas dependerán primordialmente del tipo y localización del tumor cerebral. Entre los más comunes se encuentran:

  • Dolor de cabeza: Este es el síntoma más frecuente pero también muy inespecífico y poco localizador, ya que existen muy diversas causas de dolor de cabeza. El dolor puede sentirse como puntadas fuertes en un lado o ambos lados de la cabeza, palpitaciones o la sensación de que la cabeza va a explotar. Conforme pasa el tiempo, estos dolores pueden aumentar, sin que los calmantes surtan efecto. Los signos que pueden guiar a una patología cerebral, son dolores de cabeza matutinos o que despierten al paciente, que aumenten con el esfuerzo y que se acompañen de náusea y/o vómito.
  • Mareos: El paciente puede sentir mareos repentinos sin motivos aparentes. Estos pueden ser constantes o esporádicos. Conforme avanza el tumor, los mareos pueden ser más largos y frecuentes.
  • Pérdida de la capacidad de habla: Dependiendo de la zona específica en que se encuentre el tumor cerebral, la persona puede presentar problemas para la emisión o comprensión de palabras. El paciente se encontrará en una situación muy incómoda, porque pudiendo coordinar sus ideas, no tendrá la capacidad de expresarlas. Esto ocurre cuando el tumor está presionando la zona del cerebro relacionado con la articulación del lenguaje.
  • Debilidad motora: El paciente puede referir debilidad progresiva en alguna de las extremidades, que en un principio puede manifestarse como agotamiento para subir escaleras, bañarse o tirar objetos frecuentemente. En ocasiones, esta debilidad se acompaña de alteraciones en la sensibilidad, refiriendo la sensación de entumecimiento y hormigueo. En estos casos el tumor puede encontrarse en la parte del cerebro que se encarga del control motriz.
  • Problemas en la visión: Los problemas de vista que el paciente suele presentar son: visión borrosa, cansancio, dolores de cabeza durante la lectura, dolor en los ojos, molestias cuando hay mucha luz y sensación de presión.
  • Cambios de personalidad: Si el tumor se encuentra en la zona del cerebro asociada a la personalidad o control de las emociones, como lo es en lóbulo frontal, puede manifestarse una personalidad apática (la familia lo refiere como “apachurrado”, sin ganas de hacer cosas, sin ilusiones, sin afecto) pero el paciente no se refiere deprimido, Asimismo puede manifestarse una personalidad desinhibida, explosiva y muy afectuosa, lo cual puede confundirse confundirse con episodios maniacos del trastorno bipolar.

¿Cuáles son los factores de riesgo de un Tumor en la cabeza?

Los factores de riesgo son aquellos que pueden aumentar las probabilidades de que el individuo sufra de un tumor en la cabeza.

  1. Edad: Estudios de investigación han demostrado que niños y jóvenes tienen más probabilidades de sufrir de tumores cerebrales. En adultos la probabilidad disminuye. Las probabilidades en las personas de tercera edad aumentan, pero no llegan a ser tan altas como en niños.
  2. Sexo: Los resultados de las estadísticas definen que los hombres tienen más probabilidades de sufrir de un tumor cerebral que las mujeres. Los investigadores asumen que tiene que ver con las hormonas femeninas o un factor en los cromosomas. Sin embargo, esta teoría sigue en investigación.
  3. Raza: Estudios estadísticos explican que los casos de tumores cerebrales se presentan en personas de raza blanca más que en personas de raza negra. No se conoce ni se sospecha de una razón específica para esto.
  4. Sustancias químicas: Existen diferentes sustancias naturales y procesadas que pueden causar el desarrollo de las células cancerígenas. Estas sustancias químicas “despiertan” estas células. Cambiando su estructura de ADN, empiezan una rápida multiplicación y comienzan a consumir las células sanas. Algunas de estas sustancias es el arsénico. Este elemento natural, que puede encontrarse en pequeñas cantidades en aguas subterráneas, es altamente tóxico. Una cantidad considerable puede causar la muerte inmediata. Sin embargo, cantidades mínimas, consumidas o absorbidas de forma regular, pueden activar el desarrollo y la alteración del tejido celular. El aluminio también es un material que puede ser cancerígeno, ya que para producirse necesita alquitrán de hulla. Este contiene benceno. El benceno es un elemento que puede activar el proceso cambiante de las células. Los trabajadores expuestos regularmente a los vapores de esta producción suelen aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. Y en casos de una exposición prolongada, aumenta asimismo el riesgo de desarrollar tumores cerebrales.
    Las sustancias químicas asociadas a la producción de cauchos suelen aumentar las probabilidades de los individuos de sufrir tumores en los pulmones. Si este no es tratado a tiempo, puede ocasionar metástasis hacia el cerebro.
  5. Factor de riesgo por metástasis: Aunque todos los cánceres pueden causar metástasis hacia el cerebro, los más comunes son el cáncer de pulmón, cáncer de riñón, cáncer de mama, cáncer de estómago y cáncer de piel. Un individuo que padezca de alguno de ellos sin control ni tratamiento, aumenta considerablemente sus probabilidades de padecer metástasis cerebrales.
    Lo ideal, para evitar los tumores cerebrales, es que las personas asistan a chequeos médicos periódicos. Otra opción, que aumentaría sus probabilidades de vivir una vida sana y tranquila, es conocer a fondo el historial familiar. Si el paciente posee varios miembros de la familia que padecen o han padecido de cáncer o tumores, existe un mayor riesgo de desarrollar algún tipo de tumor.

El médico debe mantenerse informado al respecto, y él mismo ofrecerá las alternativas que los pacientes puedan seguir. Un chequeo médico periódico, para mantener bajo control cualquier irregularidad, podría salvar la vida de cualquiera. Sin embargo, todo dependerá siempre del individuo. Algunos tratamientos pueden llegar a ser molestos, ya sean estos preventivos o dedicados a tratar alguna afección, pero serán definitorios para la vida del paciente, que decidirá si desea o no continuarlo. La salud es el punto más importante a considerar, cuando se trata de la vida en su totalidad.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…