Neurocirugía Oncológica

Home / Neurocirugía Oncológica

Desafortunadamente los tumores neurológicos (del cerebro o médula espinal) son de las patologías más comúnmente vistas en Neurocirugía. Éstos tumores pueden surgir en diferentes partes del cerebro o médula espinal, y su tratamiento debe de tomar en cuenta una serie de factores como: localización, tipo de tumoración, edad del paciente, estado neurológico del paciente, entre otros; para decidir entre una amplia variedad de abordajes quirúrgicos. Es por esto, que recientemente se ha creado una Alta Especialidad en Neuro-oncología quirúrgica, que se encarga del tratamiento de los Tumores del Sistema Nervioso Central.

¿Qué es la Neurocirugía Oncológica?

La neurocirugía oncológica está destinada al estudio y tratamiento de los tumores cerebrales, en especial a la atención de tumores malignos. Los tumores primarios del cerebro, la metástasis, las hemagioblastomas y las biopsias estereotácticas son patologías tratadas por los neurocirujanos especializados en la oncología. Afortunadamente, para todos los tratamientos nombrados y muchos otros, hoy día se cuenta con tecnología de última generación: microscopía óptica, neuronavegación, endoscopía, ecografía transquirúrgica y radioneurocirugía.

La neurocirugía oncológica sirve para determinar el diagnóstico, la evaluación, el tratamiento de cuidados intensivos y la rehabilitación de los tumores cerebrales, independientemente a su nivel de malignidad. También para promover la educación y prevención de estas enfermedades.

Neurocirujanos en Mexico Especialistas en Cirugía de Adenoma Hipofisario Tumor de Cerebro_v001

Tratamientos de la Neurocirugía Oncológica

La neurocirugía oncológica consta de procedimientos o tratamientos quirúrgicos, así como otros que no necesitan intervenciones. Estos tratamientos pueden involucrar la evaluación de niños, adultos y ancianos que padecen de ciertas enfermedades cerebrales. Entre esos tratamientos se encuentran:

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento importante y generalmente complementario a la cirugía de la mayoría de los tumores del sistema nervioso central, y se ha demostrado que prolonga la supervivencia y conserva una buena calidad de vida de los pacientes que presentan tumores cerebrales primarios o metastásicos.

Quimioterapia

La quimioterapia, o el uso de medicamentos tóxicos en el tratamiento del cáncer, auxilia de forma complementaria (junto a la cirugía y radioterapia) en el control a largo plazo de la mayoría de los tumores malignos. Ya que la quimioterapia puede estar asociada con toxicidad severa, debe realizarse bajo la supervisión de un experto en la administración y el control de dichos agentes.

Corticosteroides

Los corticosteroides, un grupo de hormonas esteroides que se usan comúnmente en pacientes con una variedad de condiciones neuro-oncológicas. El tratamiento con CS a menudo es necesario para controlar los síntomas relacionados con el aumento de la presión intracraneal (PIC) secundario a edema peritumoral (inflamación del cerebro por el tumor).

Intervenciones neuroquirúrgicas

La intervención neuroquirúrgica está justificada en casi todos los casos de tumores primarios del sistema nervioso central y en muchos tumores metastásicos. Una biopsia, generalmente, establece un diagnóstico histológico definitivo pero la extirpación total del tumor es el objetivo del tratamiento para lograr el mejor resultado posible. El papel de la cirugía depende de la naturaleza del tumor. Con las modernas técnicas neuroquirúrgicas, la mayoría de los pacientes con tumores cerebrales puede someterse a su extirpación con el mínimo riesgo de secuelas neurológicas.

¿Cómo se realiza la Neurocirugía?

En neurocirugía oncológica, se prepara un plan terapéutico que incluye: una incisión premeditada, resección de hueso del cráneo mínimo pero suficiente, necesidad de utilizar instrumental específico como neuronavegador, aspirador ultrasónico, ultrasonido, microscopio, endoscopio, exoscopio, y cuidado pos-operatorio del paciente . De esta forma existe una gran variedad de abordajes neuroqurúrgicos que se pueden emplear

Cirugía abierta convencional

En la cirugía abierta el neurocirujano crea un hueco en el cráneo, generando una abertura para acceder al cerebro. En la mayoría de los casos, se hace uso del microscopio quirúrgico para realizar la extirpación tumoral, éste ayuda a magnificar la visión del neurocirujano para lograr la resección completa del tumor respetando el tejido cerebral sano y de esta forma reduciendo el potencial de secuelas neurológicas permanentes en el paciente.

Neurocirujanos en Mexico Especialistas en Cirugía de Adenoma Hipofisario Tumor de Cerebro_v002

¿Cómo determinar la necesidad de una Neurocirugía Oncológica?

La presencia de tumoraciones intracraneales en la mayoría de los casos provoca síntomas neurológicos que el médico detecta y determina la necesidad de realizar estudios de imagen como Tomografía o Resonancia Magnética de cráneo para realizar el diagnóstico. Junto con los síntomas y signos neurológicos, y el estudio de imagen, el neurocirujano puede determinar entonces la necesidad de algún procedimiento neuroquirúrgico que beneficien al paciente.

Diagnóstico por imágenes del cerebro y la médula espinal

Los estudios de imágenes comúnmente utilizados en neurooncología son la tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética (RM). Menos utilizado, la tomografía por emisión de positrones (PET), la cual es un método de imagenología diagnóstico nuclear que se utiliza en casos específicos

La punción lumbar y análisis del líquido cefalorraquídeo

La punción lumbar (LP) y el análisis del líquido cefalorraquídeo (LCR) son importantes para la evaluación de algunos tumores primarios, afecciones metastásicas y complicaciones neurológicas del cáncer.

Diagnóstico patológico

El diagnóstico histológico preciso es imprescindible para la planificación del tratamiento y el asesoramiento al paciente. Generalmente se requiere el tejido obtenido quirúrgicamente para hacer un diagnóstico histológico.

Riesgos de una Neurocirugía Oncológica

Los riesgos o complicaciones postoperatorios son frecuentes, los más recurrentes son las hemorragias y las convulsiones, aunque existe una amplia variedad de complicaciones dependiendo de la localización del tumor y abordaje empleado para su tratamiento.

¿Cómo es la Recuperación?

Luego de la intervención neuroncológica se vuelve imperante la necesidad de una evaluación clínica frecuente, por tal motivo, permanecer en observación durante los días siguientes al procedimiento será totalmente necesario. Solo de esa forma se identificarán a tiempo las posibles complicaciones o efectos secundarios de la operación.

Entre las formas de supervisión médica durante el tiempo de observación, se encuentra principalmente el monitoreo respiratorio, hemodinámico, intracraneal. Además de otros que el médico especialista considere necesarios.

Si sientes algún malestar como dolor de cabeza frecuente, visión borrosa, dolor en alguna extremidad, vomito y náuseas, desequilibrio, cambios bruscos del estado de ánimo, hinchazón, o cualquier otro síntoma, no dudes en recurrir al médico, tal vez sea el inicio de una lesión que requiere de atención especializada. Te recomendamos visitar Neuro AE, un grupo de neurocirujanos especialistas en neurocirugía oncológica ubicados en la Ciudad de México. Ellos cuentan con la mejor tecnología de punta para que puedas realizarte todos tus exámenes con tranquilidad, seguridad y con una calidad inigualable.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

¡Contáctanos!

¿Te interesa agendar una consulta con alguno de nuestros neurocirujanos? Llena el siguiente formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.