Cirugía para la Epilepsia

Home / Cirugía para la Epilepsia

La Epilepsia es una enfermedad que puede ser controlada en la mayoría de los casos con una medicación adecuada, y así evitar que se produzcan alteraciones graves en las personas que la padecen. Sin embargo, existe un porcentaje de pacientes que han creado una resistencia a los fármacos antiepilépticos, de manera que estos no pueden controlar las crisis. En este caso debe considerarse necesaria la cirugía para la epilepsia en el paciente.

¿Qué es la Cirugía para la Epilepsia?

Consiste en una cirugía cerebral que se realiza para eliminar aquella parte del cerebro que provoca las crisis. Comúnmente se llama cirugía resectiva.  Hay diferentes tipos de cirugía resectiva cerebral, la realización de una o de otra dependerá de dónde empiece las crisis. El tipo más común de cirugía resectiva en la epilesia del adulto es la realizada en el lóbulo temporal, de la cual se hablará en líneas posteriores.

Si la cirugía implica principalmente la eliminación de una lesión vista en la resonancia magnética, se llama lesionectomía. Otras cirugías pueden incluir partes más grandes del cerebro, tal vez uno o más de uno de los lóbulos cerebrales.

Neurocirujanos en Mexico Especialistas en Cirugía de Adenoma Hipofisario Tumor de Cerebro_v001

¿Cómo se realiza la Cirugía para la Epilepsia?

Estudio Pre-Quirúrgico

Es un procedimiento complejo en el cual se realizan todas las pruebas necesarias que permitan identificar con claridad la zona a operar, que es aquella responsable de la producción de las crisis del paciente. Para ello es necesario realizar una resonancia magnéticacraneal y pruebas de electroencefalografía (EEG). En algunos casos, si con los EEG previos no se ha llegado a ninguna conclusión, será necesario implantar, mediante una operación, electrodos dentro de la cabeza de los pacientes. Otras pruebas de imagen y función cerebral que con frecuencia se emplean en el estudio son la Magnetoencefalografía y pruebas con isótopos marcados.

Intervención Quirúrgica

La Cirugía para la Epilepsia debe iniciar con una craneotomía, de manera que, luego de dormir al paciente con anestesia, el cirujano hace una incisión en el cuero cabelludo para quitar una parte de hueso y retirar una membrana resistente que cubre el cerebro. Esto crea una abertura en la que el cirujano podrá insertar los instrumentos especiales para retirar el tejido cerebral. También se usan microscopios para dar al cirujano una visión ampliada de la región cerebral implicada. Para definir la ruta hacia la región correcta del lóbulo temporal, el cirujano utiliza la información recopilada durante el estudio prequirúrgico.

El lóbulo temporal se encuentra a ambos lados del cerebro, justo debajo de la oreja, y este desempeña un papel importante en el lenguaje, la audición y la memoria; es por ello que muchas personas con epilepsia sufren de problemas de memoria. Una resección del lóbulo temporal significa que el tejido cerebral del lóbulo temporal se corta, para quitar el foco epiléptico. Después de ser retirado el tejido cerebral, el hueso removido inicialmente es fijado en su lugar por medio de una sutura del cuero cabelludo usando puntos o grapas.

Otros procedimientos quirúrgicos:

  • La implantación de estimuladores cerebrales. Estos pueden ser considerados en pacientes en los que no hay opciones de cirugía resectiva.
  • La estimulación cerebral profunda (ECP). La cual es un procedimiento quirúrgico mediante el cual unos cables implantados en el cerebro liberan estímulos eléctricos controlados para mejorar las crisis.
  • Estimuladores del nervio vago (VNS). Son pequeños dispositivos similares a un marcapasos cardíaco que son implantados bajo la piel, por debajo de la clavícula izquierda, para así reducir la frecuencia y la intensidad de las crisis.

 

¿Cuáles son los Riesgos de la Cirugía de Epilepsia?

La cirugía para la epilepsia ofrece hoy día unas altas posibilidades de hacer desaparecer las crisis (desde un 30-40% a un 90%, según el tipo de epilepsia que padezca el paciente), contando con porcentajes mínimos, inferiores al 1% para ser precisos, de provocar lesiones graves sobreañadidas. No obstante, la intervención quirúrgica se caracteriza por presentar riesgos de la anestesia y la cirugía en general. A continuación se nombrarán los más comunes:

  • Reacciones a los medicamentos.
  • Problemas respiratorios.
  • Sangrado, coágulos de sangre, infección.
  • Inflamación cerebral.

Diagnóstico para el Procedimiento

Existen varios métodos para diagnosticar en un paciente la necesidad de realizar una cirugía que alivie las crisis epilépticas. Sean estos algunos de ellos:

  • Neuroimagen: La realización de una resonancia magnética (RM) permite encontrar o excluir lesiones cerebrales.
  • Estudios neurofisiológicos: Van desde el electroencefalograma convencional (EEG) a técnicas más sofisticadas como el EEG de sueño.
  • Estudios psicológicos: En pacientes con epilepsia grave no es infrecuente encontrar alteraciones de la personalidad que hay que tener en cuenta a la hora de plantear alternativas terapéuticas.
  • Valoración neurológica: Se emite un diagnóstico concreto del tipo de epilepsia que se padece y su alternativa terapéutica más adecuada.
Neurocirujanos en Mexico Especialistas en Cirugía de Adenoma Hipofisario Tumor de Cerebro_v002

¿Cómo es la Recuperación?

Los pacientes intervenidos quirúrgicamente deben tener un seguimiento médico al menos durante el primer año posterior a la cirugía, en el que se le hacen controles clínicos, EEG, psicológicos y de medicación. Es importante saber que el éxito de la intervención no supone el abandono del tratamiento farmacológico. Éste debe mantenerse, al menos al principio, y sólo pasados varios meses se plantea su disminución o incluso su retirada.

De manera que, en caso de haber obtenido una desaparición completa de las crisis, el paciente seguirá siendo medicado, pero ahora con dosis menores cada vez hasta que el consumo de medicamentos sea innecesario. En este mismo sentido, se puede observar que la cirugía de la epilepsia puede llegar a erradicar las crisis por completo en algunos pacientes con epilepsias focales, ahora bien, el éxito de la cirugía dependerá en gran medida de una adecuada selección del caso y de la pericia del especialista.

En el centro médico Neuro AE, nuestro equipo de neurocirujanos, cuentan con la experiencia y capacitación necesaria para el tratamiento de la epilepsia y la realización exitosa de esta y otras intervenciones quirúrgicas. Se encuentran ubicados en la Ciudad de México, y son reconocidos por su alto nivel de calidad y excelencia. Para concertar una cita solo deberás llenar el formulario que te dejamos a la derecha de este artículo, y ellos se comunicarán contigo a la brevedad.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

 

¡Contáctanos!

¿Te interesa agendar una consulta con alguno de nuestros neurocirujanos? Llena el siguiente formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.