Cirugía de Hidrocefalia

Home / Cirugía de Hidrocefalia

La Cirugía de Hidrocefalia se conoce mayormente como cirugía de derivación ventriculoperitoneal, y consiste en la adecuada desviación del líquido cefalorraquídeo (LCR) que se acumula en las cavidades del cerebro, y que ocasiona la inflamación de la cavidad craneal y el deterioro de las funciones del sistema nervioso, a través de una válvula implantada.

¿Qué es la Hidrocefalia?

Es una enfermedad que se caracteriza por la acumulación del líquido cefalorraquídeo (LCR), una sustancia incolora que circunda el cerebro y la médula espinal. La acumulación excesiva de LCR genera dilatación y presión en las cavidades del cerebro llamadas ventrículos, y ocasiona daños perjudiciales en los tejidos del cerebro.

La acumulación excesiva de líquido normalmente se produce por obstrucción de los conductos situados debajo del cerebro. La principal característica de la enfermedad es el crecimiento anormal de la cavidad craneal.

Neurocirujanos en Mexico Especialistas en Cirugía de Adenoma Hipofisario Tumor de Cerebro_v001

¿Cuáles son las Causas de la Hidrocefalia?

En los infantes, la hidrocefalia se puede manifestar mientras el bebé se desarrolla en el útero. A este tipo se le conoce como hidrocefalia congénita, y puede deberse a ciertas infecciones durante el embarazo.

En los niños pequeños puede deberse a:

  • Infecciones de la médula espinal (meningitis)
  • Sangrado intercerebral durante el parto
  • Lesión o traumatismo

En los adultos se conoce bajo el término de hidrocefalia adquirida y puede surgir a partir de los 60 años de edad debido a:

  • Una patología tumoral
  • Traumatismos craneales (accidentes, golpes o caídas)
  • Infecciones en las meninges (inflamación de la médula espinal por infecciones virales)

Se conocen dos tipos de hidrocefalia que solo pueden afectar en edades avanzadas:

  • Hidrocefalia ex vacuo: ocurre por daño cerebral, producto de una enfermedad cerebrovascular.
  • Hidrocefalia de presión normal: ocurre en personas ancianas, y está asociada a síntomas característicos de la edad; pérdida de la memoria, demencia, incontinencia urinaria, etc.

Síntomas de la Hidrocefalia

El cuadro clínico en los bebés puede presentarse de la siguiente manera:

  • Ojos desviados
  • Irritabilidad y somnolencia
  • Convulsiones
  • Espacios anormalmente anchos en las uniones óseas del cráneo del bebé debido a las suturas
  • Vómitos

En niños mayores de 2 años:

  • Cambios en capacidad para razonar y pensar
  • Estrabismo, incapacidad para controlar movimientos oculares
  • Somnolencia e irritabilidad
  • Dolor de cabeza
  • Movimientos lentos o con dificultad
  • Crecimiento lento

En adultos:

  • Fuertes dolores de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Visión borrosa
  • Somnolencia e irritabilidad
Neurocirujanos en Mexico Especialistas en Cirugía de Adenoma Hipofisario Tumor de Cerebro_v002

¿Cómo se diagnostica la Hidrocefalia?

El médico encargado del caso puede solicitar diversos estudios como tomografía de la cabeza o resonancia magnética cerebral. Estos dos suelen ser los más efectivos para determinar la enfermedad, sin embargo, otros estudios que se pueden realizar son:

  • Gammagrafía cerebral con radioisótopos
  • Ecografía del cráneo
  • Radiografía del cráneo

 

¿Cuáles son los tratamientos para la Hidrocefalia?

La hidrocefalia es una enfermedad de carácter mortal si no se trata a tiempo, y el único método de cura es una intervención quirúrgica. La hidrocefalia temprana se suele diagnosticar a través de un estudio de resonancia magnética cerebral. La Cirugía de Hidrocefalia consiste en restablecer la circulación del líquido a través de las cavidades del cerebro.

Este proceso puede realizarse de dos maneras, y depende del estado del paciente. Una forma de restablecer la circulación es removiendo la lesión o tumor que causa la obstrucción en las vías, si el caso y las condiciones del paciente lo ameritan. El otro método, mejor conocido como derivación ventriculoperitoneal, consiste en la colocación de un tubo con una válvula que permite drenar el líquido del cerebro a otras partes del cuerpo. La cirugía suele tomar un tiempo aproximado de una hora, y se trata de un procedimiento corto.

 

¿Cómo se realiza la Cirugía de Hidrocefalia?

El procedimiento para instalación de la válvula se realiza de la siguiente manera:

  1. El cirujano hace una incisión por detrás del oído (la cabeza del paciente debe rasurarse por detrás del oído). Además, se realiza una incisión pequeña en el abdomen.
  2. Se perfora un agujero pequeño en el cráneo. Se introduce un tubo delgado llamado catéter y se pasa hasta un ventrículo (cavidad) en el cebero.
  3. Se coloca otro catéter bajo la piel desde la parte posterior del oído. Se baja por el cuello y el pecho, y baja hasta la zona abdominal.
  4. Se coloca la válvula bajo la piel, por detrás del oído, unida a los dos catéteres. Cuando el líquido se acumula la válvula se abre y aquel se dirige hacia la zona del abdomen, disminuyendo la presión en el cráneo.

¿Cuáles son los Riesgos?

Los riesgos que se pueden presentar en el momento de la Cirugía de Hidrocefalia pueden ser causados por problemas con el sistema de la derivación de la válvula. Es decir, separación del tubo con la cavidad o mal posicionamiento, o puede haber una infección en el área de la derivación. Las infecciones suelen ser comunes, estas pueden ser meningitis o encefalitis.

Los riesgos que presenta la Cirugía de Hidrocefalia son:

  • Coágulo de sangre o sangrado en el cerebro
  • Inflamación del cerebro
  • Filtración de LCR bajo la piel
  • Convulsiones

Otro riesgo importante es la posibilidad de deterioro intelectual y daño neurológico (o funcionamiento motor); esto es una posibilidad que varía según el paciente, pero es común que el mismo presente algún tipo de secuela producto de la enfermedad. La derivación tiene un tiempo de vida estimado y puede dejar de funcionar, ocasionando de nuevo la acumulación de líquido en el cerebro, por lo tanto, a medida que pase el tiempo es necesario que el paciente se someta de nuevo a otra intervención.

 

¿Cómo es la recuperación?

  • El paciente debe permanecer acostado en posición horizontal durante las primeras 24 horas después de la intervención.
  • La hospitalización varía en cada caso, pero el tiempo estimado suele ser de 5 a 7 días, en el que se le administran al paciente sus respectivos antibióticos y analgésicos, si es necesario.

Si has sido diagnosticado con esta enfermedad o crees que presentas los sintamos descritos anteriormente, te invitamos a acudir con los Neurocirujanos de Neuro AE, ubicados en la ciudad de México, quienes cuentan con la experiencia y capacitación necesaria para atender estos casos. Puedes ponerte en contacto con ellos al rellenar el formulario que se encuentra en el costado derecho de este artículo.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

 

¡Contáctanos!

¿Te interesa agendar una consulta con alguno de nuestros neurocirujanos? Llena el siguiente formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.