Cirugía de Columna de Mínima Invasión

Home / Cirugía de Columna de Mínima Invasión

La columna vertebral es una composición de 33 piezas óseas llamadas vértebras. Se encuentra ubicada en la espalda, desde el cráneo hasta la pelvis. Es el soporte del cuerpo, ya que sostiene la cabeza, está conectada al cerebro y sirve de base para los huesos pélvicos. En ella se encuentra el sistema nervioso y a través de ella en conjunto con el cerebro se mantiene el control motriz.

Se puede decir que es la parte más importante del cuerpo, y por tanto la más delicada. Cuando existen afecciones y daños en ella se puede perder la movilidad de los miembros, e incluso perder el completo control del cuerpo. Por ser una zona tan delicada se debe recurrir a procedimientos especiales para curarla, entre ellos se tiene la cirugía de columna de mínima invasión.

¿Qué es una Cirugía de Columna?

Es una intervención quirúrgica para corregir o eliminar afecciones en la columna vertebral. El término de mínima invasión se utiliza cuando en vez de hacer una apertura completa de la piel y músculos para alcanzar la columna, se realizan pequeñas incisiones por las que se introduce los instrumentos operatorios.

 El método está siendo muy bien aceptado, ya que al contrario de una operación habitual, la columna, musculatura y nervios no se ven expuestos. Se realizan incisiones con medidas de un centímetro, hasta máximo, dos centímetros y a través de ellas se introducen los equipos quirúrgicos especiales.

Neurocirujanos en Mexico Especialistas en Cirugía de Adenoma Hipofisario Tumor de Cerebro_v001

¿Para que sirve la Cirugía de Columna de Mínima Invasión?

Son muchas las afecciones que pueden ser curadas con este procedimiento, entre ellas se encuentran:

  • Hernias discales lumbares.
  • Hernias discales cervicales.
  • Daños en el canal cervical.
  • Quistes sinoviales.
  • Fracturas en las vértebras.
  • Quistes en la médula.
  • Escoliosis.
  • Tumores en las vértebras.

En pacientes de tercera edad o con enfermedades como tensión alta, problemas respiratorios, cardíacos, entre otros, la cirugía a columna abierta no es recomendada por la cantidad de complicaciones que puede existir. Con la cirugía de mínima invasión tales pacientes pueden ser atendidos, ya que el procedimiento disminuye considerablemente la cantidad de problemas que pueden ocurrir mientras dure la intervención.

Durante las operaciones de columna abierta, para llegar a la columna los médicos se tienen que abrir paso entre la musculatura y los ligamentos, por esta razón, algunos músculos quedan lesionados o completamente inutilizables. El paciente puede sufrir de rigidez, dolorosas terapias y un tiempo de recuperación excesivamente largo, nunca logrando recuperarse por completo. Con el procedimiento de mínima invasión, la transición operatoria y de recuperación mejorará considerablemente.

El paciente obtendrá mejores resultados con este procedimiento, estos son algunos de sus beneficios:

  • El factor estético es de los mayores beneficios, ya que al ser incisiones mínimas casi no se observan cicatrices.
  • Existe bajo riesgo de complicaciones por transfusiones sanguíneas, ya que durante la intervención el paciente no sufre gran pérdida de sangre.
  • El tiempo de recuperación es corto y menos doloroso.
  • Existe bajo riesgo de infecciones, ya que las heridas son más pequeñas.
  • Debido al tamaño de las incisiones, casi no hay daño muscular ni en los ligamentos, por lo que se facilita el proceso de recuperación y las terapias.

 

¿Cómo se realiza la Cirugía de Columna de Mínima Invasión?

El paciente será ligeramente sedado, y la intervención se hará bajo anestesia local.

  1. Después de haber determinado el objetivo de la intervención, el médico especialista realizará pequeñas incisiones en la piel.
  2. Se utilizarán retractores musculares para realizar el mínimo daño al músculo.
  3. A través de las incisiones se introducirán los instrumentos operatorios, y con la ayuda de uno microscopio o un endoscopio se procederá a realizar la reparación o corrección del daño.
  4. Terminado el procedimiento, se suturan las incisiones.

Si la intervención es para la colocación de tornillos o barras, se realiza el mismo procedimiento, pero con la ayuda de un neuronavegador; un instrumento que mejora considerablemente la precisión y facilita la colocación de las piezas.

¿Cómo es la Recuperación?

Si no existen complicaciones durante la operación, el paciente permanecerá en el centro médico de 24 a 48 horas después de la intervención, luego será dado de alta. Cuando haya pasado el efecto de la anestesia, el paciente comenzará a sentir dolores e incomodidades que pueden ser controlados con analgésicos.

La recuperación después de la cirugía de Columna de Mínima Invasión es rápida y con poco dolor. El paciente podrá comenzar con sus actividades diarias dos o tres semanas después de la intervención, siempre cuidándose de no realizar ningún esfuerzo físico. Al no existir un maltrato contundente a los músculos y ligamentos, el paciente podrá asistir a terapias sin perder completamente la flexibilidad y la movilidad, teniendo sesiones más efectivas y menos dolorosas.

Neurocirujanos en Mexico Especialistas en Cirugía de Adenoma Hipofisario Tumor de Cerebro_v002

¿Cuáles son los Riesgos?

Siempre que la Cirugía de Columna de Mínima Invasión sea realizado por un especialista no deberían existir mayores riesgos. El procedimiento es tan poco invasivo que las probabilidades de complicaciones son muy bajas, sin embargo, no se deben descartar algunos síntomas que puede presentar el paciente si no recibe los cuidados necesarios luego de la operación. Por ejemplo:

  • Infección: aunque es poco probable, debido a la poca exposición de tejido, si el paciente no sigue las indicaciones del médico pueden infectarse las heridas.
  • Hematomas y coágulos de sangre: ocurre en muy pocas ocasiones y no suele ser grave, pero algunos pacientes presentan hematomas en los alrededores de la herida.
  • Abertura de suturas: cuando el paciente no mantiene el reposo adecuado y realiza actividades contraindicadas para su condición pueden abrirse los puntos que sujetan las heridas.

Existen otros riesgos que no son ocasionados específicamente por la cirugía, sino por el sitio donde se encuentre la afección. La columna vertebral, al ser portadora del sistema nervioso, se convierte en una zona delicada. Cualquier afección o daño que se sitúe en ella puede afectar directamente la salud y movilidad del paciente.

Si presentan alguna afección o daño en la columna y ameritan una intervención quirúrgica de mínima invasión, los Neurocirujanos de Neuro AE cuentan con la experiencia y la capacitación para atender sus necesidades. Ubicados en la Ciudad de México, tienen los equipos, instrumentos y espacios necesarios para cumplir con una intervención exitosa y mejorar su salud y calidad de vida. Si desean concretar una cita, solo deben llenar el formulario ubicado en el lado derecho del sitio web.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

 

¡Contáctanos!

¿Te interesa agendar una consulta con alguno de nuestros neurocirujanos? Llena el siguiente formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.