Cirugía de Adenoma Hipofisario

Home / Cirugía de Adenoma Hipofisario

Un adenoma hipofisario es un tumor que se ubica en la glándula hipófisis, la cual controla una gran cantidad de funciones en el cuerpo. Suele ser benigno, y la mayor parte de las personas no lo descubren hasta que está en estado muy avanzado. La condición no representa una amenaza crítica para la salud del individuo, sin embargo, puede acarrear ciertas consecuencias. La afección solo puede corregirse mediante una cirugía de adenomas hipofisarios.

¿Qué son los Adenomas Hipofisarios?

Un adenoma es un excesivo crecimiento de tejido, usualmente benigno, en la glándula. Esto produce complicaciones de salud para el paciente. En la mayoría de los pacientes los adenomas en la glándula hipófisis se producen sin motivo aparente. Un pequeño porcentaje de la población puede heredarlos debido a un mal funcionamiento en el cromosoma número once.

La población que mayormente se ve perjudicada por este tipo de afecciones son personas entre los 30 y los 40 años. Se conocen muy pocos casos pediátricos y muchos menos en personas de tercera edad. La Cirugía de Adenoma Hipofisario es una intervención quirúrgica para eliminar un adenoma en la glándula hipófisis.

Neurocirujanos en Mexico Especialistas en Cirugía de Adenoma Hipofisario Tumor de Cerebro_v001

¿Para que sirve la Cirugía de Adenoma Hipofisario?

La cirugía de adenoma hipofisario busca eliminar todos los síntomas que trae consigo esta afección, algunos de ellos son:

  • Dolores de cabeza constantes.
  • Problemas visuales.
  • Problemas de fertilidad.
  • Disminución de la libido.
  • Disfunción eréctil.
  • Secreción de leche por los pezones.
  • Descontrol e irregularidad menstrual.

En algunos casos, ocasionado por el adenoma, el paciente puede sufrir problemas con las hormonas del crecimiento llegando a padecer las siguiente condiciones:

  • Acromegalia en adultos (aumento excesivo del tamaño de las manos, pies y quijada del individuo).
  • Gigantismo en niños.
  • Síndrome de Cushing.

En situaciones peores, si el tumor está arraigado, el paciente presentará los siguientes síntomas:

  • Agotamiento y pesadez.
  • Líquido nasal transparente y ligeramente espeso.
  • Dificultad para percibir olores.
  • Mareos y vómitos.
  • Cambios bruscos en la visión como vista doble o pérdida del campo visual. En ocasiones, se puede perder la percepción de los colores.

Por ello es muy recomendable que el paciente visite también a un médico especialista en tiroides para realizar un diagnóstico más certero.

¿Cómo se realiza la Cirugía?

Para determinar la ubicación precisa del adenoma se debe recurrir a una resonancia magnética, luego de esto se procede a la intervención quirúrgica. La mayoría de los casos son tratados bajo un procedimiento médico llamado cirugía transnasal transesfenoidal. Puede utilizarse la técnica endoscópica o usarse mediante microcirugía.

El procedimiento consiste en la introducción de un endoscopio a través de las fosas nasales. Puede durar de tres a cuatro horas dependiendo del estado del paciente, si dura más tiempo no necesariamente implica una complicación. Cada médico tiene una técnica especial, pero todas giran en torno a los siguientes pasos:

Neurocirujanos en Mexico Especialistas en Cirugía de Adenoma Hipofisario Tumor de Cerebro_v002
  1. El paciente debe estar semi-sentado.
  2. Se puede utilizar anestesia completa o sedar ligeramente al paciente.
  3. Se coloca medicación en las fosas nasales para evitar el sangrado y ayudar a la descongestión de la mucosa.
  4. Se introduce el endoscopio a través de una de las fosas nasales. Durante el procedimiento el especialista debe hacer un recorrido para llegar a la glándula.
  5. Para llegar a la glándula el médico debe dislocar el tabique nasal, una vez hecho eso, se tiene completo acceso.
  6. Por la otra fosa nasal el médico introduce las herramientas para la extracción del tumor.
  7. Una vez concluido el proceso se coloca el tabique en su posición.
  8. El paciente debe usar tapones nasales durante 48 horas.

¿Cómo es la recuperación de la Cirugía de Adenoma Hipofisario?

El paciente debe permanecer alrededor de 72 horas en el hospital. Las peores molestias que pueden ser causadas por los tapones nasales, luego de su retiro los pacientes suelen sentir una mejoría inmediata. Los tapones se retiran 48 horas después. El médico pondrá especial atención en que no haya fluidos de ningún tipo. En algunos casos se puede sentir dolor y malestar, pero es controlable con medicación. Algunos pacientes pueden presentar dolor fuerte, para ellos se sugieren tratamientos por alrededor de dos semanas. Todo depende de la anatomía del individuo.

El paciente sentirá que las fosas nasales están tapadas, esto es ocasionado por la inflamación del tejido nasal. También es recurrente la pérdida del olfato por unas semanas, estos síntomas son pasajeros. El médico tratante puede recetar gotas nasales para aliviar el malestar. El paciente sentirá cansancio y agotamiento después de la operación, deberá mantener un reposo de al menos tres semanas sin realizar esfuerzos físicos ni actividades laborales. Lo ideal es que tenga un acompañante durante la primera semana de recuperación en caso de que ocurra algún evento desfavorable.

Se debe evitar la realización de movimientos respiratorios fuertes como: expirar o inspirar profundamente y se debe evitar la expulsión brusca de los fluidos nasales. Tampoco deben introducir instrumentos como: hisopos o algodón en palillos con el motivo de destapar la nariz. Otra consideración importante es la exposición al calor excesivo; baños termales o comidas muy calientes pueden generar sangrado nasal, aunque no es algo por lo que el paciente deba alarmarse. En caso de que el sangrado no se detenga después de unos minutos, se debe recurrir al médico para que recete la medicación necesaria.

En casos muy peculiares el paciente puede presentar sangrado nasal, pero en vez de salir por las fosas, se va hacia la garganta. Es normal y tampoco es motivo de alarma.

¿Cuáles son los Riesgos?

Uno de los riesgos que se puede presentar después de la Cirugía de Adenoma Hipofisario consiste en una condición llamada diabetes insípida. Esto sucede porque la glándula hipófisis no está funcionando correctamente. Esta segrega una hormona que mantiene el control sobre el agua en el cuerpo, cuando el hipotálamo no la recibe se pierde el control del líquido, haciendo que las personas beban y orinen casi al instante. Este estado es frecuente pero transitorio. Con la medicación adecuada el médico controlará los síntomas hasta que la glándula empiece a funcionar con normalidad.

Este tipo de afecciones pueden ser tratadas con los expertos de Neuro AE, nuestro equipo de Neurocirujanos cuentan con la experiencia y la capacitación para aliviar y curar cualquier dolencia. Se encuentran en la Ciudad de México con todos los equipos y espacios de calidad, ofreciendo confianza y excelencia en sus servicios. Si desea concretar una cita solo debe llenar el formulario ubicado a la derecha de la página.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando...

 

¡Contáctanos!

¿Te interesa agendar una consulta con alguno de nuestros neurocirujanos? Llena el siguiente formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

    Call Now Button